5 Errores comunes que más se cometen en Redes Sociales

errores-en-redes-sociales

En 3dMática sabemos que la presencia en redes sociales es un aspecto muy importante para el éxito de una empresa. En todo caso, gestionar este espacio digital no es todo lo sencillo que muchas veces se piensa. El uso de las redes sociales a diario en nuestra vida personal nos ha llevado a creer que mantener un perfil profesional es igual de fácil y divertido, cuando la realidad es que si queremos optar a una buena reputación social online, deberemos seguir unos patrones.

Existen numerosos errores que podemos cometer si nos lanzamos de lleno al mundo social digital sin un apoyo profesional. La metáfora sería algo así como tirarse a una piscina sin agua o probar por primera vez a ser trapecista sin red de seguridad. Las redes sociales son ese canal en su mayoría gratuito que pueden darnos muchas satisfacciones a nivel empresarial, pero del mismo modo, si trabajamos a ciegas pueden otorgarnos una mala imagen difícil de borrar.

Por lo tanto, como expertos en marketing digital en Madrid, desde 3dMática hoy queremos hablar de esos errores comunes que deberemos evitar una vez comencemos nuestra andadura en redes sociales. Tomad buena nota porque hay aspectos en los que quizás nunca os habíais parado a pensar.

1- No contar con un profesional de Social Media

La figura del Community Manager es imprescindible cuando queremos que nuestra actuación en el entorno digital social salga bien. Muchas empresas optan por hacer recaer este trabajo en administrativos o empleados que tengan una mínima soltura online. Es uno de los grandes errores hoy en día. Un profesional de las redes sociales tendrá muchas nociones en estrategias de marketing, controlará la monitorización de cada perfil, propondrá planes de comunicación digital… Un sinfín de trabajos mucho más allá de crear publicaciones y subirlas a las redes.

2- Publicar de forma masiva en todos los perfiles

Una de las actuaciones que peor pueden dejar a una marca en el entorno digital. Tomar una misma actualización (textos, imágenes, estrategia en general) y publicarla de forma automática en espacios como Facebook, Twitter o Instagram. Debemos tener en cuenta que cada red social es diferente, la comunicación en cada lugar no puede ser la misma porque entre otras cosas nuestro público tampoco lo será.

En este aspecto es muy importante saber en qué redes queremos o necesitamos tener presencia. Es muy probable que ese público objetivo que buscamos no interactúe en absolutamente todos los espacios. Una vez lo hayamos localizado, tendremos que preparar nuestro contenido y adaptarlo a esa red en concreto. Buscamos interacción, usuarios que valoren lo que ofrecemos hasta tal punto que deseen ya no solo seguirnos sino comentar y compartir la información.

3- Trabajar sin un objetivo claro

Otro de los errores en redes sociales más repetidos. Esa piscina de la que antes hablábamos muchas veces se encuentra vacía porque se tiende a pensar que la labor en redes sociales no debe girar en torno a un plan. Nada más lejos de la realidad. Toda estrategia que queramos salga bien debe contar con una meta a nuestro alcance. ¿De qué nos sirve emprender una carrera si nunca vamos a llegar a un fin?

Ya sea generar tráfico hacia nuestra web, aumentar las ventas de un producto en concreto, conseguir fidelización para nuestra marca… Cada camino que empecemos debe tener un objetivo definido. De otro modo lo único que conseguiremos será dar palos de ciego que volverán locos a nuestros seguidores.

4- Actualizar contenido a horas intempestivas

O lo que también podríamos llamar, realizar una gestión muy cuestionable de los perfiles profesionales de la marca. A este punto podremos sumar el no contar con un perfil completo (imágenes, información general, historia de la empresa, contacto…) o incluso dar uso de un espacio personal para su uso profesional.

Uno de los errores más garrafales, el intentar dar salida a nuestra marca en redes sociales centrando toda la información en nuestro perfil personal. Claro que es muy positivo querer ofrecer ese detalle de confianza y personalidad como dueños o trabajadores de la empresa. Pero en redes sociales, como en la vida, hay que saber diferenciar.

Por lo tanto, esas actualizaciones de contenido deberán llegar al público a una hora premeditada en la que sepamos que obtendremos el impacto deseado. Esto no quiere decir que debamos estar pendientes a cada segundo de las publicaciones por compartir, para esto contamos con la programación de contenido en la que el gestor incluirá el material deseado a la hora que considere.

5- Llevar a cabo un plan sin monitorizar

 Cuando hemos conseguido generar una comunidad en torno a nuestra marca y ya sabemos cuál es el contenido deseado para lograr nuestros objetivos, no podemos olvidarnos de monitorizar nuestro trabajo. Existen multitud de herramientas, algunas propias de cada red y otras más generales, que nos ayudarán a saber si la estrategia está funcionando o si por otro lado debemos cambiar de ritmo.

No podemos esperar a lanzar un plan y echarnos las manos a la cabeza pasados unos días cuando vemos que la meta no llega. Lo fantástico de las redes sociales, entre otras cosas, es que cada una de ellas cuenta con un algoritmo con el que podemos trabajar para conseguir el éxito. No es fácil, para qué engañarnos, pero siempre es una información extra con la que intentar jugar a nuestro favor.

Trabajar con datos e informes en la mano nos ayudará también para emprender futuras campañas guiándonos un poco por el éxito de anteriores trabajos.

Como véis las redes sociales no son ningún juego y si lo que queremos es crear una imagen de marca veraz y modelo a seguir por la competencia, tendremos que trabajar duro. Ponernos en manos de expertos en marketing digital nos ofrecerá ese apoyo profesional. En 3dMática podemos crear esa estrategia en redes sociales y gestionar los perfiles de empresa para llegar a ese público digital tan importante en la actualidad.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *